Loading...

lunes, septiembre 6

ADAMS LEDEZMA, LA OTRA PANTALLA

YA VAN DOS Y LA CASUALIDAD NO SE REPITE

El sábado 5, a la madrugada, a pocos metros de la entrada a su casa, en la Villa 31 de Retiro, fue asesinado de varias puñaladas el ciudadano boliviano Adams Ismael Ledezma, de 33 años, director del canal local Mundo Villa TV, cuya señal estaba en el aire desde julio. La maraña de comunicaciones también incluía un periódico y una radio, todos fogoneados por el ahora asesinado y varios colaboradores.

La ambulancia solamente tardó dos horas en llegar y las primeras versiones sobre el hecho son algo difusas, ya que el o los asesinos se llevaron la billetera. Lo que más había causado impacto, en declaraciones hechas públicas, era que entre los planes del canal estaba investigar y mostrar lo que es realmente el mundo villero, desmoronar los prejuicios y la estigmatización de la pobreza, "cuando los que vienen acá a comprar droga lo hacen en cuatro por cuatro de setenta, ochenta mil pesos."

Al estar asentada sobre terreno originalmente propiedad de los ferrocarriles, es decir, terreno federal, a cargo de la investigación está la policía que atiende los asuntos del ex Ferrocarril San Martín. Ruth Ledezma, la esposa de la víctima, entre llantos anticipó que se trata de un hecho que va a quedar impune. Eran poco más de las 04:30 cuando algunos vecinos lo vinieron a buscar porque había un corte de luz. Adams era el delegado de la manzana y salió a tratar de solucionar el desperfecto. Al parecer no alcanzó a caminar una cuadra. Al rato, dos vecinas que venían caminando lo encontraron en el suelo, desangrándose.

Adams es el segundo hombre de las comunicaciones villeras que es abatido en circunstancias violentas. En febrero fue asesinado en el Bajo Flores otro colega, de apellido Zalles y no ha habido mayores novedades al respecto.

El 11 de febrero último, Fernando Zalles, un conocido locutor, también perteneciente a la comunidad boliviana, había sido asesinado de dos balazos por un par de delincuentes que le quisieron robar su Peugeot 206 cuando estaba frente a la Asociación Deportiva del Altiplano, en Gregorio de Laferrère y José Martí, en el barrio de Flores. La víctima, de 32 años, conducía el programa La mañana de Kory que se emitía por radio Urkupiña y era muy reconocido por esa tarea.

Ahora son dos los comunicadores de esa nacionalidad que fueron ultimados aparentemente por la dichosa ola de inseguridad que estaría asolando a la megápolis y al país, pero sobre todo a los medios masivos de comunicación y que desgraciadamente se ha politizado malamente como parte del enfrentamiento en varios terrenos entre el gobierno y la oposición.

Lo que aparece como mínimamente destacable es la aparición de lo que parece ser una ONG. Por vestimenta, modales y hasta algún abogado, del lugar no son. Con motivo del asesinato de Ledezma, en las noticias que aparecieron uno de estos dirigentes sociales fue presentado, con algún otro, como ex funcionarios del menemismo y uno en particular como donante de las cámaras, consolas y demás para el estudio que se estaba construyendo en el domicilio particular de la víctima. En otro orden de cosas, bajo el rubro integración y ejercicio pleno de derechos, la imposibilidad de competir con los grandes pulpos, de hecho lleva a estos circuitos con loable propósito a una comunicación que los abroquela, que los abulona en ese mundo, paramundo o submundo villero, fenómeno que se debería tener en cuenta desde la óptica que no vaya a ser que en nombre de la integración lo que se produzca fácticamente sea la profundización de lo insular, un fantasma que vuela sobre el país hace rato.

El canal Mundo Villa 31 enlaza a 1500 hogares de este famoso emplazamiento de Retiro. En lo que hace al esponsoreo del canal principalmente corre por la Defensoría del Pueblo de la capital y algunos otros entes gubernamentales menores.