Loading...

domingo, octubre 17

"DORMIR EL SUEÑO DEL ORO,/ VIVIR EL SUEÑO DEL VINO"


El Súper Mario (Sepúlveda) abraza por tercera vez al Súper Millonario presidente chileno después de haber salido segundo de la Fénix II y le va a regalar el pedazo de roca que se trajo del fondo como souvenir. Bajo el pulgar, remarcado por el círculo blanco, la veta de oro.
 EN LA SAN JOSE HAY ORO PARA MEDIO SIGLO MAS DE EXPLOTACION
En medio del derrame noticioso, cuando las tres perforadoras horadaban contrareloj, la T-130 se topó con la veta. Algunos periodistas dieron la buena nueva, pero en general pasó desapercibido, como pasó totalmente desapercibido, salvo para alguna bitácora argentina y un periódico mexicano que la noche del rescate el hiperkinético Mario Sepúlveda, el otro líder, el extraoficial e hiperkinético, se mandó el gran show y entró a repartir pedazos de roca blanca que había sacado de una bolsa que había traído con él, del fondo, desde los 622 metros, entre las risas de los que creían que era otra monigotada del loquito.
Ahora resulta que el ultraexitoso Sebastián Piñera, de gira por Europa, le lleva otros cascotes de regalo nada menos que a la Reina de Inglaterra y a los otros primeros ministros con los que se va a encontrar. Sin ir más lejos, un cotidiano de la derecha española que no cree en que los chanchos vuelen reseña la verdadera historia que esconde el trasfondo del país que el Berlusconi chileno, como le dicen al dueño del Colo Colo y de un canal de tevé, quiere llevar a Chile a ser el 9º en el ranking de productos de oro del mundo para lo cual va a contar nada menos que con la ayuda de la Barrick Gold, igual que Argentina y gracias a la delicadeza de las damas para firmas entregas, como fue el caso de la dupla Bachelet-Fernández prácticamente formando un nuevo país sin bandera de 100 kms. de ancho en la cresta de los Andes. Ver informe diario español. 
Esta derivación surge cuando todavía no se han apagado los conmocionantes ecos del rescate del 13 de octubre y cuando esta mañana, el Día de la Madre y de la Lealtad (peronista) en la Argentina, la misa ecuménica a cargo del obispo de Valparaíso en lo que ha quedado del Campamento Esperanza, que hasta ese día llegó a tener 3 mil habitantes, derivó que fueron a la celebración nada más que 11 de los 33, exactamente el 33%, y que afuera de la carpa que los tapaba de los ojos indiscretos de las cámaras de todo el mundo se amontonaron los familiares de los 300 mineros que en total tenía el lugar, con pancartas y gritos hostiles contra Pineda y lo que ellos llaman el show mediático y farandulero que se ha levantado con la situación límite que se creó con los atrapados en el fondo durante 69 días.
El entrecomillado que hace de título a esta entrada es la coda de la Zamba de los Mineros, una pieza que data de hace casi medio siglo y cuya autoría es de nada menos que Jaime Dávalos y el Cuchi Leguizamón. La avanzada democrática y de izquierda del periodismo trasandino no niega ni minimiza el impresionante operativo y rescate, pero machaca sobre caliente las pésimas condiciones que persisten de antaño sobre todos los trabajadores chilenos, en especial los mineros, las muertes recientes, justamente como una macabra paradoja mientras la Fénix II devolvía a la superficie a los sepultados y una roca de una tonelada apachurraba a un joven de 36 años, no muy lejos de allí, bajo una tonelada y en un yacimiento propiedad de un ex alcalde de la zona. Justamente en la edición también online de un semanario trasandino le pasan al actual presidente, exitoso empresario, una factura pendiente con su currícula años ha, en plena dictadura y su postura con algunos de su familia frente a un drama minero que ha cambiado nada más que de almanaque. Ver en particular el informe.
Como cierre el video a Edison Peña, uno de los 33, pero solamente uno de los dos que frente al presidente Pineda alzó el puño cerrado, haciendo el universal saludo socialista.






Los otros 33 que casi nadie nombra>>>
Por si todavía quedó algo de sed, la del estribo. Desde el fondo de los tiempos y para siempe, la Negrita, la Meche Sosa homenajea con el recuerdo de todos los tiempos y también les canta a los mineros. ¡Vamos!