Loading...

sábado, octubre 9

VAMOS, VAMOS, QUE EL MUNDO LOS ESPERA

Las rocas son de telgopor. Si las caras dicen algo...


EL SOL LOS QUIERE VER, CHE
Hoy, más o menos a las 09:02 hora argentina, el cabezal de la máquina del Plan B irrumpió por fin en el socavón donde funcionaba el Taller Mecánico, bastante lejos del lugar elegido como primer refugio y más todavía del segundo, en el fondo de todo. A esta hora ya han escaneado con tevé el tubo, una vez retirado los martillos, y si no hay ningún inconveniente, comenzará el entubamiento de los primeros 100 metros por lo menos, de los 620 del total, para que la seguridad sea la máxima. El lunes a última hora, el martes más probablemente, luego de que sean descendidos un rescatista y un médico para hacerles el soporte desde abajo, por el riguroso orden elegido, comenzará el izamiento de uno por uno en la jaula bautizada Fénix. Lo calculado indica que cada operación andará entre los 75 y los 90 minutos. Casi dos días entre el primero y el último. Don José Ojeda, el autor del famoso papelito de que todos estaban bien en el refugio, como los capitanes de los barcos, será el último en subir. Decir que lo que los espera arriba es un carnaval, como todos los 18 de setiembre juntos, meta cueca y cehachei, amén de brindis hasta con agua bendita, es poco.
Pero es el trance más duro. También el más peligroso. Con pie de plomo y mordiéndose los labios. Y también reírse del pobre cristiano que encima de haberse quedado allá abajo, a oscuras, entre la humedad y el calor del baño sauna, arriba se le destapó que venía jugando en paralelo y las dos féminas están dispuestas a todo para hacer valer sus derechos. ¿Querrá subir realmente?
No todo es jarana. Ellos seguramente saldrán vivitos y coleando de una experiencia límite, única y el mundo los está aguardando. Pero la realidad es tirana y la minería chilena, mal que le pese al multimillonario Sebastián Piñeda, tiene varias deudas impagas. Ver informe. En la historia de la sufrida minería chilena, así como hubo un antes y un después de lo que ocurrió en San María de Iquique y cantaron Los Quilapayún, ahora queda un antes y un después de San José. Mientras tanto, de boca en boca la botella, el Dúo Coplanacu y esas palmitas para traer desde el tiempo todas las inmortalidades que dejaron en esta zamba el Cuchi Leguizamón y el Jaime Dávalos. ¡Salve, hermanos!

MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com