Loading...

jueves, abril 28

DESPARRAMADOS COMO ESTORNUDO DE ÑATO


La única consagración pública de la UP, a pesar de haber sido creada a fines de 1955 por el ex canciller Juan Atilio Bramuglia como sellito para camuflar al peronismo proscripto, fue en 1962. La temeraria jugada del sinuoso Arturo Frondizi resultó aplastada en las elecciones provinciales bonaerenses. La fórmula Framini-Anglada se impuso con cierta comodidad y para el jaqueado presidente comenzó la cuenta regresiva definitiva. Los militares lo iban a voltear y derivarlo a la isla Martín García, a pesar de la maniobra desesperada de entretenerlos con un partido de fútbol internacional contra México en el Monumental.
Su resurrección no iba a ser de la mejor. A comienzos de los ´80, lo mismo que había hecho con la Confitería del Molino, campos de La Forestal, el Alvear Palace Hotel y en ese momento la emprendía con la herencia multimillonaria de Juan Feliciano Manubens Calvet, a través de la instauración de una hija natural trucha Made in Paraguay, un estafador compulsivo como José Luis Cora, disfrutando una suculenta jubilación como ex funcionario del Congreso Nacional en tanto que fue ñoqui en su momento de un legislador neoperonista, se le encaramó al frente, la instala en Bmé Mitre al 1900 y mediante la promesa de trabajos fijos y bolsas de comida comienza una masiva tarea de reclutamiento y afiliación con vistas a quedarse con la gobernación de Tierra del Fuego. A todo esto, los pasajes discresionales que Aerolíneas Argentinas le brindaba a los parlamentarios convertían al lugar en una virtual agencia de turismo por la reventa de los tickets. A la cabeza de las elecciones municipales porteña la UP supo llevar como mascarón de proa a Omar Fassi Lavalle antes que cayera en chirona y en los principales puestos a Leticia Galarce, la esposa de Cora, que también cuenta con una currícula por cierto meritoria en los Tribunales.
La última aparición pública del increíble Cora, que terminó condenado por lo de Manubens Calvet, pero con un cumplimiento de condena bastante sui géneris, giró en torno también a los ambientes turbios de la actividad política.
Ahora, desde esta semana, va a ser el rótulo bajo el cual va a operar el ex intendente de Lomas de Zamora, ex vicepresidente de la República y ex gobernador de Buenos Aires, doctor Eduardo Duhualde.
No da la sensación de ser un manto demasiado honorable de un Peronismo Federal en franca dispersión. En franca y lamentable dispersión, se podría acotar, aunque en su largo traquetear con ruedas cuadradas la UP ya supiera, tiempo ha, integrar frentes con los Rodríguez Saá. Los resultados numéricos, a la hora del conteo, tuvieron a bien reflejar la realidad.