Loading...

domingo, septiembre 3

¿LAS MULTIS? PIOR QUE ESTADO CORPORATIVO, VEA


MARKETINEROS DEL MUNDO, UNIOS

Una catedrática universitaria que mora en el barrio sur de la capital, en un edificio de los llamado de categoría, a pesar de todos sus oropeles, como buena mujer, le da a la sinhueso con el teléfono que es un contento. Y antes de los horarios con rebaja. Le vienen cada cuenta que se promete, por Dios y la Virgen, quedarse muda. Pero la compulsión puede más y las telefónicas se hacen su agosto.


Ahora, como las multi son mucho peores que las estatales y las señoras con teléfono o tarjeta de crédito a disposición. A principios de esta semana recibe una llamada que se identificó como de la Telefónica Argentina, voz viril bien timbrada y mejor educada, que se identificó como MMMFSSGW TIIDFA, supervisor de ITVWBas Telefónica, preguntando por la títular de la cuenta y que habiendo realizado un análisis somero de que la computadora le arrojaba que la usuaria usaba el teléfono en los horarios picos, de mayor tarifa, todo les hacía presumir que se trataba de una línea que estaba sometiendo al vil uso comercial por lo que iba a ser conveniente que pasara por las oficinas, mantener una charla y cambiarle la categoría.

Completamente segura que la edad ya le estaba alterando la mollera quedó algo aturdida, académica y todo pero porteña al fin la puteada se le quedó atascada, y reaccionó con un griterío del atropello (constitucional, no dijo, porque no es ave negra) que significa andar metiendo las narices en la vida privada, paga para hablar a la hora que se le antoja de las cosas que se le antoja y jamás había tenido ni tendría trabajo domiciliario.
El amanuense trató de serenar la patoteada primera, no bajar las cartas en torno a que la crisis hace que efectivamente la gente se las rebusque como puede y use un teléfono comercial para fines laborales y pucherear un poquito más, pero al alcahuete se le hubiera ocurrido trabajar un poco más, chequear el domicilio correspondiente al teléfono, constatatar que está terminantemente prohibido por reglamento de copropiedad tener actividad alguna como no sea la vida hogareña, que en los diez pisos nadie viola la norma y hay varias borregas en edad de merecer que se pasan el día hablando, aunque en los ratos libres lo hacen con esa lepra a la que llaman telefonía móvil, y se hubiera evitar el triste papel de andar haciendo de tira de compatriotas para que sus patrones se llevan más divisas de las que se llevan. Pero esto es solo un botón de muestra.

La agresividad que vienen mostrando las multinacionales, particularmente las telefónicas con SPAM publicitario serrucándose el piso unas a otras con ofertas de todo tipo, algo que está prohibido, y otras delicadezas, significa intromisiones en la vida privada de ciudadanos comunes que ya no les va quedan más privacidad que ir a misa e hincarse a rezar, como en el tango.

Che, López Zapatero, no te olvides de reclamarle a tu amigo El Pingüino por los márgenes de rentabilidad amenazados y cualquier cosa hacete asesorar por tu camarada El Felipillo, de la Repsol, total todos trabajan para lo mismo.