Loading...

martes, enero 8

CRISTINA Y NESTOR PUSIERON LOS PAPATITOS













ERA MENTIRA QUE SON LOS PAPAS



Tal como lo anunció ayer el INDEC, fuente de toda razón, justicia y altas matemáticas exactas, la inflación diciembre 2007 fue del 0,9%, un notición que alegró tanto al pueblo argentino que fue festejada con la carcajada más grande que ya se ha escuchado. El país está de joda y de milagros. El total acumulado, tal como estaba científicamente previsto, dio 8,5%, y ahí, algunos hasta se miaron de la risa, qué chanchos. Los chicaneros dicen que van a comprar a los supermercados con los índices oficiales, a los precios no les dan bola y listo. Total, pagan con tarjeta.





Los Reyes Magos existen. Nos mintieron nuestros papás diciendo que eran ellos. Son Guillermo Moreno, el que la tiene más larga de todos, Julio De Vido y Alberto Fernández. Vos les ordenás que algo salga de tal y cual manera y ellos te lo hacen. Posta. Unos magos son. Y no es chacota. Los economistas de todo el mundo se están rascando el mate. Igual que con Domingo Felipe Cavallo, pobrecito, que Dios lo tenga en su santa gloria y en EE.UU. Los rajamos de acá y ni lerdos ni perezosos se peleaban, tironearlo, para tenerlo ellos, Bucarán de Ecuador y Yeltsin de la ex URSS. Los dejó como nuevos. No creen más en nada.





Ahora también se terminó que los Reyes Magos andan la noche del 5 de enero en camellos. Andan arriba de pingüinos y todo el año. Por ejemplo, ayer se suspendieron las exportaciones de petróleo porque los vehículos a gofio todavía el subdesarrollo no los inventó. En cualquier momento largan el canje de lamparitas incandescentes de las viejas, de cuando éramos subdesarrollados, y ponen todas de mercurio y bajo consumo, como tienen los del Primer Mundo y van a ver cómo se agotan todas las existencias de linternas y pilas. Los que tengan una vela grandota no van a poder ir más a Luján.





Y encima están los que se quejan por la calor.





Es la humedá la que mata, viejo.





Si te salvás es que te agarra el gobierno. La cosa está tan loca que hasta Macri se lleva bien con los sindicalistas peronistas. ¿Vieron que los muchachos no son tan malos y que la gente hablando se entiende?