Loading...

domingo, enero 6

UNAS VELITAS Y UNAS PILAS, PLIS


AL GOBIERNO SE LE PRENDIO LA LAMPARITA


Como ya lo habían dicho antes del cambio en el cambio, no hay crisis energética. Lo que no hay es energía. Por lo tanto, como la calor entró a apretar, de saludo anticiparon le plantaron el cadáver del represor Febres en el Delta, el coñazo del maletín de Guido Antonini Wilson con casi 800 mil rupias verde adentro y más encima se comieron el moco del canje fallido entre las FARC y Chavez, gracias a los buenos oficios de la mano negra, el gobierno no se anduvo con chiquitas y lo llamó a Julio De Vido, uno de los tipos con más raiting.


Es lo de menos, cranearon, ágiles y creativos como son. Compramos 25 millones de lamparitas de mercurio de bajo consumo y se las cambiamos de regalo a los usuarios, así gastan menos. Total se trata de mandar empleados públicos a la calle, tocar el timbre, ver si el vecino quiere cambiar las lamparitas, comprobar que la lamparita tenga el nuevo culote que la vieja y enrosque en el artefacto, dejar un folleto explicativo que nadie va a leer, llenar un formulario porque sin papeles la burocracia se muere, lo firman y en menos de lo que canta un gallo que canta dos horas por lo menos, todo listo.


En unas 50 millones de horas, equivalentes a un poco más de 5.700 años, siempre y cuando los empleados públicos trabajen 24hs. corridas por 7 días a la semana, que ni en pedo, está todo solucionado.


Bueno, no todo. Porque la oposición está insoportable buscándole pelos al huevo. Y la verdad, sin ofender a nadie, los huevos vienen cada vez más peludos. Primero porque 5 millones de los 25, o sea, un 20%, provienen de la hermana República Socialista de Cuba, que les quedaron de clavo de una crisis energética que tuvieron hace unos años y por fin encontraron algún chabón a quién enchufárselas. Y segundo que si con los primeros 25 millones ya aparecen los problemas, si se implementa como reemplazo definitivo de las lamparitas incandescentes, a la antigua, YA EMPIEZA LA CONTAMINACION LETAL DEL MERCURIO.


Esto es, en un país con un gobierno a su medida, incapaz de programar de una semana a otra, ni siquiera empezó a solucionar el problema que creyeron solucionado cuando se les prendió la lamparita que ya tienen otro hijo macho.


No ganan para sustos. ¿No habrán quedado mufados de cuando fueron socios del que te jedi?