Loading...

jueves, octubre 2

¿PERIODO DE CRISTINA, KAPUT?

"Se los digo con la mano en el corazón: hubiera preferido a Don Julio, con todos los años que tiene en el Ministerio de la Pelota ,y no al Cleto, que aunque también es radical, no me da ni cinco de pelota."

FALTAN MAS DE TRES AÑOS Y YA ESTAN LLENAS LAS GATERAS
Cuando todavía no ha cumplido ni un año de su mandato de cuatro, la presidente Cristina Fernández viene evidentemente herida en un ala. De las críticas frontales que le arreciaron en las primeras semanas ahora se ha pasado directamente al menoscabo, no pocas veces a la irrespetuosidad y hasta la subestimación, junto con una sostenida declinación de su imagen pública.
Lo más sintomática en el último tiempo es que a más de tres años de la renovación presidencial, si se cumplen las Sagradas Escrituras, prácticamente no hay sector político que ya no esté alistado para el 2011 y cuando se les pregunta a los interesados, todos responden a coro, con el mismo tono poco convincente: "No, si todavía falta mucho, no es el momento apropiado para hablar de esas cosas con todo lo que hay para hacer."
Otra nota destacada es la cantidad de aspirantes, aunque muchos se manquen antes de llegar al primer codo y no pocos rueden en la recta final. Por el momento, parece una entrada a un megarecital de rock. Veamos, por lo pronto, un listado sumario de los que ya están poniéndose en estado y haciendo calentamiento precompetitivo, en condiciones de ser presidenciables:
  • la propia presidente, que teóricamente puede ser reelecta;
  • su marido, siempre listo a volver por más;
  • Mario Das Neves, el gobernador justicialista del Chubut, que anoche oficialmente por tevé anunció el lanzamiento de su campaña y ha empapelado la ciudad de Buenos Aires;
  • Felipe Solá, también justicialista, que anda embarcado en una verdadera tournée televisiva;
  • Eduardo Duhalde, que dice mucho que no pero que no deja un minuto de cada día en seguir tejiendo la telaraña;
  • El Chango de Anillaco, aunque medio estropeado y después de las lastimosas perfomances que ha tenido en todo terreno, tiene una intrepidez a toda prueba;
  • Mauricio Macri, que su siempre puesta en duda para conducir algo, con el antecedente de Boca Juniors y hasta por ahí nomás, corre con la mochila que le están jabonando el piso, poniendo miguelitos y palos en la rueda en el gobierno de la ciudad;
  • Elisa Carrió, siempre dispuesta a pegar con bastante efectividad, a dos manos y sin guantes, y que le falta poner un tenderete de tela blanca blanca, la mesita y atender con la bola de cristal;
  • el Cleto Cobos, que aunque todavía sigue en la vicepresidencia no se sabe por cuánto más, ya empezó a roscar por afuera y está agrandado y tomando tazas de té negro a más no poder;
  • Roberto Lavagna, un excelente lobbista en el norte, un tecnócrata depurado y prolijo, pero casi tan pianta votos como López Murphy;
  • Alberto Rodríguez Saa y su Manaos puntano, sin contar con el generoso Manaos que le da Mariano Grondona desde la tevé;
  • el neuquino Jorge Sobich, que a pesar del trastazo sufrido y posibilidades más que remotas, se ha quedado con sangre en el ojo;
  • Carlos Reuteman, al que siguen coqueteando por su imagen positiva pero que para no perder la costumbre se sigue manteniendo en un tranquilo y expectante segundo plano;
  • José Manuel de la Sota, que jamás ha dejado de babear por la perspectiva;
  • Daniel Scioli, dicen que porque viene muy bien posicionado como figura positiva, que es para tratar de romper el maleficio en torno a que un gobernador bonaerense nunca fue presidente o para que todos los fondos que está invirtiendo en publicidad, no se sabe de dónde, den sus frutos.
Ya unos quince para empezar y todavía faltan los que vengan en el malón del último momento, según como se posicionen el año que viene en las parlamentarias. Mientras tanto, queda una preocupante crisis con el campo, la inflación dibujada que se carcome todo y las obligaciones de la deuda externa a pagar el año que viene, sin contar con el flameo del Gran País del Norte que lo único que le falta es un corralito y al Mingo Cavallo de gurú en Wall Street.
Cosas vederes, Sancho. Cosas vederes.