Loading...

sábado, noviembre 1

NADA MEJOR PARA LOS PIOLAS QUE OTROS MAS PIOLAS



PIASTE TARDE, PALOMA

En la edición on line que está todavía puesta, Perfil.com anuncia con bombos y platillos el supuesto nuevo truco de la mafia de taxis en Retiro. Se trata de un anzuelo que engancha gilada pisando la tercera edad o con todo el cuerpo adentro, nada mejor que pajueranos o chacareros, los con cara de turistas que faltaron unos días no lo hacen mal, y los sacan por una puerta especial donde están los buitres. Una vez arriba, les sacan la conversación y los interroga acerca de si tienen plata nueva. La gilada reacciona como todo argentino que se precie de tal, azorados, paralogizados, cómo, ahora una nueva, no vieron nada en la tele ni en los diarios, y el solícito y gaucho tachero les hace saber que se trata de una nueva medida, la única diferencia con los anteriores es si tienen la leyenda RA arriba de todo. La alternativa de que digan que no tienen y que se quieren bajar encuentra su correlato en que si se bajan, justo, justo atrás viene otro de la banda que les repite el verso. Si por fin entran y muestran el dinero, nada por aquí, nada por allá, como cualquier ilusionista, les hacen el cambiazo por billetes falsos. Si todavía se resisten quedan haciendo señas en el medio de la calle.

Lo presentado como una primicia por los Fontevechia Boys es más viejo que andar a pie. En realidad, todo en este país es viejo. Anoche, en la promocionada tira de los 505 días que fueron de Malvinas al 30 de octubre de 1983, resucitaron cadáveres de todo tipo como El Chupete De la Rúa que todavía tiene cara para hablar de democracia, el recién fallecido Jorge Triacca que disfrutó hasta el último momento de un chalet en las Lomas de San Isidro, con vista a la Panamerica, de unos 800 mil dólares. La Argentina es un país donde todo se recicla y los mismos protagonistas siempren retornan para producir los mismos sucesos.

A propósito de marras, recibimos el mail de una amiga no muy jovencita, que retornaba de un viaje recién subido el gobierno de la efímera y triste Alianza, cuando fue cogida por el mismo cuento, pero esta vez con el verso de la inflación y que la medida la había tomado el entonces mediático y chamuyento Chacho Alvarez, genuino producto de la tele y de Mariano Grondona. Como se retobó, el guacho on the pampas, una especie que hace flor y nata tanto como sobra, la reputeó y la dejó en el medio de la calle. Del bagayo se salvó porque traía un bolso de viaje no muy grande.

Lo más curioso, si se quiere llamar de esa manera, es que del seno de la redacción de Clarín anda corriendo la especie boca a boca si no leyeron en Internet, a raíz de la crisis de Wall Street, que Estados Unidos está por sacar una nueva moneda para reemplazar al dólar, algo que vendría a ser algo así como el patacón We trust in God. No se trata de chacareros o de gente que llegó apenas a completar el primario. La van de leídos, siempre con la última, la posta de la posta, y lo único que falta es que digan que se va a llamar el obamita y que va a ser de color, como decía Les Luthier, de color negro.

No hay que angustiarse. A los naboletti que todavía se animen a venir del exterior después del martes próximo, castizamente hablando, ya se va a encargar de cogerlos la mafia de Ezeiza.

En la Argentina nunca nada muere; todo se recicla.